28 de febrero de 2014

Técnica fotográfica. Escanear negativos blanco y negro. Eliminar grano

Fecha última modificación: 01/03/2014
Fecha creación: 04/02/2012
Versión: 2.0

NIVEL:      
Iniciación - Bajo - Medio - Alto – Avanzado

DOCUMENTOS RELACIONADOS

He publicado varios documentos relativos al proceso del escaneado, la mayoría orientados específicamente para el B&N. Se puede acceder a ellos a través de su índice con el enlace siguiente:



Introducción

Cuando escaneamos un negativo o diapositiva de alta sensibilidad, como se consideraba en su momento un film de 400 ISO, aparece el inevitablemente grano inherente a la película que ampliado sobre el monitor nos puede parecer ciertamente feo.

Este grano será muy difícil de eliminar totalmente, por no decir imposible, sin destruir otras características de la imagen como la definición o gradación tonal: En todo caso, podremos enmascararlo o tal vez romperlo para que simular uno más fino aunque irreal, esto último será objeto de estudio en otros documentos.

Algoritmos para reducir o eliminar el grano

Partiendo de las imágenes mostradas en las figuras 1 y 2 escaneadas con un NIKON 4.000 ED, ya usadas para otros estudios, podemos experimentar aplicando algunos de los algoritmos sencillos y disponibles en Photoshop para intentar reducir el grano como lo son: Filtro Ruido Reducir ruido (parámetros 10, 0, 100 ,0) o Filtro Ruido Destramar.

Los resultados, que no son muy satisfactorios y por otro lado eran predecibles, se muestran en las figuras 3 y 4 así como en las figuras 5 y 6 respectivamente: No olvidemos que para el primer caso resultarían diferentes aplicando otros parámetros por lo que se tenéis interés podéis experimentar con otros valores.

En ellas, lo que sí que parece bastante indiscutible es, por un lado, que la imagen de menor resolución sufre efectos más destructivos mientras que la otra se asemeja a un tratamiento de pintura. Y por otro, que el resultado menos malo se consigue mediante el filtro Destramar, lo que resulta evidente ya que nos altera menos la imagen y sigue manteniendo algo del granulado original.
Llegado a este punto, nos planteamos si con las imágenes obtenidas tenemos suficientemente claro el resultado que nos interesa. Creo que no, ya que para apreciarlo bien sería necesario comprobarlo contrastadamente con una ampliación al tamaño de salida, ya que puede influirnos nuestra propia subjetividad.

Conclusiones

No obstante, volviendo a considerar los resultados estudiados, parece a priori que lo único que ganamos con los tratamientos experimentados es destruir aún más la imagen o modificarla sin tener claro que sirva para algo. Por ello, de momento, prefiero el archivo original sin aplicar ningún método auxiliar de reducción de grano, ¡Quizás pertenezca a ese grupo a los que todavía nos gusta su textura!

© Jorge Lidiano.
Todos los derechos reservados sobre los textos e imágenes del presente documento, sólo podrán ser utilizados con la autorización expresa de su autor

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te agradezco de antemano tus comentarios. Si requieren una respuesta por mi parte y la conozco, la publicaré lo antes que pueda en esta misma entrada.