1 de junio de 2013

Técnica fotográfica. Positivado de calidad en blanco y negro

TÉCNICA FOTOGRÁFICA. POSITIVADO DE CALIDAD EN BLANCO Y NEGRO
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Fecha última modificación: 01/06/2013
Fecha creación: 01/06/2013
Versión: 1.0

NIVEL:      
Iniciación - Bajo - Medio - Alto – Avanzado

POSITIVADO DE CALIDAD EN BLANCO Y NEGRO

¿Qué se entiende por calidad?

Recordemos que la mayoría de los autores coinciden en afirmar, tal como profundizamos en los documentos: 'EL SISTEMA DE ZONAS. 1/ DEFINICIÓN Y CONCEPTOS PREVIOS' y 'EL SISTEMA DE ZONAS. 21/ CALIBRACIÓN DEL MATERIAL ANALÓGICO', que un negativo correcto para los pa­peles normales a la plata debería presentar las características aproximadas siguientes:
           
Zona de la escena
Densidad negativo para ampliadora de difusor
Densidad negativo para ampliadora de condensador



0
base + velo
b + v
I
base + velo + 0'09 ‑ 0'11
b + v + 0'08 ‑ 0'11
V
base + velo + 0'65 ‑ 0'75
b + v + 0'60 ‑ 0'70
VIII
base + velo + 1'25 ‑ 1'35
b + v + 1'15 ‑ 1'25

El término calidad de un positivo, podemos entenderlo bajo dos criterios:
           
Conservación:
Los métodos a aplicar son objetivos, siendo su fin la máxima estabilidad de la imagen
Estético:
Las cualidades estéticas dependen, en su mayor parte, de la apreciación subjetiva del fotógrafo, por lo que intervienen los gustos personales, la tendencia del momento o las sensaciones que se deseen transmitir con un determinado trabajo

¿Qué se entiende por calidad?

Con el fin de establecer un patrón que nos permita efectuar comparaciones, podemos considerar como características deseables de un positivo de calidad las siguientes:

-
Gradación tonal extensa
-
Contraste con blancos brillantes y negros profundos
-
Detalle en luces y sombras
-
Contraste general agradable
-
Nitidez y acutancia elevadas (grano elevado puede producir sensación de nitidez)
-
Grano contenido
-
Textura y tonalidad agradables

Por desgracia, no todas ellas dependen del proceso de positivado, sino que en ellas interviene en gran medida el negativo y la calidad de los elementos que componen la ampliadora.

Además, algunas de las características pueden con algunas imágenes ser antagónicas. Por ejemplo, un grano elevado y muy enfocado produce sensación de nitidez o una gradación tonal extensa puede ocasionar un contraste general poco agradable.

Por ello, en el equilibrio de todas ellas se encuentra el correcto positivado considerando que, puesto que se trata de una cuestión bastante subjetiva, se deben adaptar los resultados a los gustos individuales o a las características deseables del trabajo resultante.

Debemos también considerar que pequeñas diferencias en los resultados no son apreciadas por la mayoría de los espectadores, sobretodo si no existe un patrón de referencia, e incluso que el mismo fotógrafo puede cambiar de criterio con los años, por lo que el proceso no es tan crítico como pudiera parecer.

Selección del binomio papel‑revelador

Entre los aspectos a considerar en la elección del papel fotográfico cabe destacar:

Textura:
 Brillo, Semibrillo, Mate...
Gramaje:    
 Cartón, Papel...
Contraste:  
 Normal, Duro, Suave, Multicontraste...
Tono:
 Neutro, Cálido...
Soporte:    
 RC, Baritado...

Y para los reveladores los siguientes:

Actividad:
 Compensador, Normal, Enérgico...
Tono:
 Cálido, Neutro, Frío...
Presentación:
 Líquido, En polvo..

En los procesos de calidad de archivo y conservación, consideraremos principalmente el grupo de papeles con soporte baritado por sus buenas características de estabilidad y durabilidad.

En la actualidad todavía podemos encontrar alguna variedad de estos papeles, pero el mercado está sufriendo una enorme reducción debido a la fotografía digital.

Obtención del tiempo de positivado

El tiempo de positivado se puede obtener con varios métodos:

-
Tira de pruebas sobre la imagen
-
Tiempo estándar de positivado
-
Exposímetro de laboratorio

La determinación del tiempo será por inspección visual, salvo con el exposímetro que requiere una calibración previa.

Tiempo estándar de positivado

El tiempo estándar de positivado (en adelante TSP) es el tiempo mínimo de exposición a aplicar sobre la base + velo del negativo, bordes del fotograma que corresponden a las zonas de arrastre e inter-negativo (marcadas en rojo en la figura 1), que producirá la máxima densidad alcanzable en el positivo. 
Depende principalmente de:

-
Papel empleado (tipo y grado)
-
Revelador (tipo, dilución y estado)
-
TTA (tiempo, temperatura y agitación)
-
Acabado (viraje y secado)

Se obtiene mediante tira de pruebas e inspección visual, siendo recomendable anotar el valor de exposición EV para la obtención de una futura gráfica de TSP, según filtros o grados de papel utilizados.

El tiempo obtenido es válido para todos los fotogramas de un negativo pero, como no consi­dera el rango de contraste individual de cada uno de ellos, puede producir con un mismo grado de papel resultados indeseados (blancos demasiado densos o sin detalle y negros poco profundos).

Con este tiempo se garantiza que cuando en el fotograma existen zonas tan transparentes como la base + velo se conseguirá en ellas el negro máximo, aunque en otras zonas del negativo con mayor densidad se registrarán valores de densidad sobre el positivo por debajo del negro máximo.

El TSP no es por tanto válido para negativos densos, como ocurre con el fotograma de la figura 2, dónde vemos claramente que en la imagen no existen zonas de negro máximo, no hay partes tan transparentes como en el inter-negativo. Tampoco es consistente con el trascurso del tiempo, debido a que los parámetros de los que depende no perduran con el mismo; por ello, para cada sesión de ampliación es recomendable recalcular su valor.

Factor de ampliación

Es conveniente, para la evaluación del contraste de las áreas importantes, disponer de una copia completa de la imagen en tamaño pequeño (copia de referencia en tamaño por ejemplo de 10x15 cm) que nos permita, con la aplicación de un factor constante, obtener la ampliación requerida de idénticas cualidades. Con ello ahorraremos disgustos y papel además de disponer de una referencia de archivo para la obtención de futuras copias.

Para calcular el factor de ampliación basta con relacionar los tiempos necesarios en la obtención de un gris medio similar al del 18% para las alturas de la ampliadora requeridas en la copia de referencia y la ampliación (el encaje o asimilación de los grises obtenidos para las dos alturas se realiza por inspección visual).

Con ello, el factor de ampliación resulta:

Factor ampliación = tiempo copia ampliada  para un gris medio/ tiempo copia de referencia para un gris medio

Manteniendo constantes los tamaños de la copia de referencia y el de la ampliación se puede aplicar siempre el mismo factor por lo que, una vez obtenida la copia correcta sobre la de referencia, el tiempo para la ampliación es el de la de referencia multiplicado por el factor constante. 

Los tiempos cortos de ampliación pueden ser difíciles de precisar y son incómodos para las reservas o sobre-exposiciones; y los largos son agotadores y pueden afectar a la nitidez por movimientos no deseados de la ampliadora, el negativo o el papel.

Por ello se considera aconsejable realizar siempre las copias con tiempos situados en el rango de 30” a 60”, por lo que el diafragma debería ajustarse para cumplir con este criterio. Siempre que ello no afecte negativamente a la nitidez resultante si usamos diafragmas con un rendimiento pobre, sobretodo con objetivos de poca calidad.

Fases del procesado de positivos

Tratamiento normal

Baño revelador (20° C):
Proceso de duración entre 2’ y 10’ según grado de contraste deseado, con agitación continua o intermitencia con reposo. Se recomienda utilizar siempre el mismo tiempo, por ejemplo 3’, para que los resultados sean consistentes
Baño de paro (18°‑24° C):
Ácido acético glacial a una dilución del 1'4% (14 ml en 1 litro de agua) o baño de paro con indicador de agotamiento (dilución según fabricante) con una duración del proceso entre 30’’ y 1’ con agitación continua
Baño fijador (18°‑24° C):
Existen 2 posibilidades:
-        Baño único con duración de 5’ a 10’ máximo según dilución recomendada por el fabricante, con agitación continua durante el primer minuto e intermitente el resto
-        Baño doble con duración  de  3’ a 5’ por baño con agitación intermitente y sin aclarar entre baños, desechar el primer baño y sustituirlo por el primero después de procesar una superficie equi­valente a 20 hojas de 30x40 cm por cada litro de solución y preparar solución nueva para el se­gundo baño. Desechar ambos baños y preparar nuevas soluciones una vez que se han procesado un máximo de 80 copias. Este tipo de fijado proporciona la máxima estabilidad a la imagen
Aclarado en agua:
En cubeta con cambios intermitentes o agua corriente hasta final de la sesión
Baño neutralizador:
Tratar las copias durante 2’ a 3’ con un baño neutralizador de hiposulfito a dilución y uso según instrucciones del fabrican­te
Lavado ( >18° C):
Lavar las copias en agua corriente abundante durante 1 hora como mínimo o mediante 12 cambios consecutivos cada 5 minutos con reposo entre los mismos.
Se puede reducir este proceso sometiendo las copias a un baño de 1000 cc de agua, 100 cc de agua oxigenada y 10 cc de amoniaco durante 3 minutos y un lavado posterior de otros 3 minutos; en este caso no es necesario el baño neutralizador
Secado:
Escurrir el agua y extender en rejilla ó colgar a temperatura ambiente en un lugar libre de polvo

Tratamiento de conservación de imagen

Se aplicará con posterioridad a las primeras fases de procesado nor­mal enlazando con el aclarado en agua.

Premojado:
Duración de 10’ en agua abundante
Baño fijador simple:
Someter las copias durante 4’ a 5’ en grupos de 4 y con agitación rotativa en un baño compuesto de 1 Kg de Hiposulfito sódico, 150 g de sulfito sódico y agua hasta completar 5 li­tros
Baño de selenio:
Tratar las copias con un baño de Selenio con diluciones de 1:40 (conservación) a 1:3 (variación de tono) durante 3’ a 10’ con agitación intermitente
Eliminador de hiposulfito:
Durante un tiempo de 2’ a 3’ con sobre‑dilución 1+4 respecto a la indicada por el fabricante
Baño neutralizador, lavado y secado:
Como en el tratamiento normal
Aplanado:
Con la copia totalmente seca tratar con una prensa térmica entre 70° y 125°C durante 2’‑4’ entre cartones de PH neutro
Retoque:
-        Punteado de marcas y señales blancas originadas por rayas o motas de polvo en el negativo mediante la aplicación de gelatinas líquidas (SPOTONE de 3 ó 6 tonos) con un pincel de pelo de marta
-        Es recomendable la utilización de guantes de algodón
-        Reducción de puntos negros con el empleo de reductor Farmer entre los pasos 1 y 2 de la fase de conservación de imagen

Control del contraste en el positivo con papeles multigrado

En la actualidad resulta difícil encontrar papeles de gradación fija que nos permitían según su grado controlar el contraste. También resulta complicado disponer de reveladores de efecto suave o contrastado, aunque nos los podemos fabricar. Por ello voy a centrarme sólo en los papeles multigrado (de grado variable) y reveladores normales. Pensar también que si disponemos de revelador suave podemos compensarlo con un filtro de mayor contraste y viceversa.

Con papeles de gradación variable el control sobre el contraste se realiza:

-
Con el empleo de los filtros nº 00 al nº 5 especialmente diseñados para este propósito (Kodak, Ilford)
-
Mediante un cabezal de color con el uso combinado del color amarillo y el magenta

Cuando se utilizan filtros de contraste variable se dispone de numeraciones que van normalmente desde el 0 al 5 en pasos de ½ punto, también existe el 00, siendo los de número más bajo los que proporcionan un resultado suave (menor contraste), los intermedios uno normal y los de mayor valor uno más duro, por lo que si la imagen es suave conviene usar un filtro de valor alto y viceversa.

Para el revelado del papel se aplican las mismas fases que para el proceso normal de positivos con un sólo baño de revelador y su principal diferencia con relación a papeles de gradación fija se encuentra en la exposición siendo la metodología, según el sistema seleccionado, la siguiente:
  
Sistema con un único filtro

Se aplica el TSP para el filtro que nos proporciona el nivel de contraste general deseado. Es necesario realizar varias tiras de prueba para determinar el filtro apropiado o disponer de calibraciones previas con mediciones fotométricas.

Si se precisa un contraste intermedio entre 2 filtros consecutivos, se puede dividir la exposición y aplicar una diferente para cada uno de ellos, estableciendo mediante pruebas los tiempos parciales.

La compensación del contraste con otros filtros, mediante sobre-exposiciones combinadas con reservas, sobre áreas localizadas de la imagen nos permitirá obtener el equilibrio zonal perseguido.


Sistema Bi-filtro (método personalizado)

Considerando que los filtros superiores afectan con mayor intensidad a las zonas de sombra y los inferiores a las luces, efecto asimilable al revelado en 2 baños, podemos mediante el uso de un filtro duro (p.e. el nº 5) y de un filtro suave (p.e. el nº 00), por modificación en los tiempos relativos de exposición alcanzar  el nivel de contraste requerido, con la aplicación del siguiente proceso:

-
Obtener del TSP para el filtro duro (observar que se mantiene constante para todos los fotogramas del mismo negativo o entre negativos de la misma densidad en base + velo)
-
Exponer la imagen con el TSP obtenido para el filtro duro (conviene deducir un porcentaje - p. e. empezar aplicando un 10% - para prever el incremento de densidad que se producirá con la exposición del filtro suave
-
Sin retirar el papel fotográfico sustituir el filtro por el suave y realizar, en una zona de luces amplia o en su defecto en toda la copia, una tira de pruebas para el mismo
-
Seleccionar el tiempo a aplicar al filtro suave, según nivel de contraste general o detalle deseado en la zona de luces
-
Obtener la copia por doble exposición, a saber, primero con el filtro duro para el TSP con la corrección realizada y después con el tiempo seleccionado para el filtro suave

Con este método se deben tener las consideraciones siguientes:

-
La reserva durante la exposición con el filtro suave mantiene un contraste mayor en la zona afectada, produciéndose el efecto contrario durante la exposición con el filtro duro
-
Se pueden aplicar sobre-exposiciones con otros filtros para compensar áreas de contraste inadecuado, dependiendo su selección del resultado que se pretende
-
Si el tiempo de exposición relativa con el filtro suave comienza a ser importante con relación al del duro, no solamente afectará a las luces sino que aumentará la densidad de las sombras, por lo que se deberá compensar disminuyendo la exposición previa del filtro de mayor contraste o reservando las zonas más afectadas durante la exposición actual
-
Cuanto más próxima es la selección de los números para los filtros suave y duro, el solapamiento por efecto cruzado de densidades aumentará

Se puede aplicar un método alternativo que consiste en obtener el tiempo mínimo para obtener el detalle deseado en las luces máximas (TML) con el filtro nº 00 y tras su aplicación obtener el TSP para el filtro de contraste nº 5, aunque en este caso afecta más el efecto cruzado.

Otros métodos a experimentar

Se pueden emplear otros métodos para modificar el contraste resultante cuando con el proceso normal los resultados no son satisfactorios. A este respecto se puede experimentar con lo siguiente:

-
Modificación del contraste resultante por exposición con diferentes diafragmas, los tiempos cortos de exposición tienden a aumentar el contraste con ciertas combinaciones de papel-revelador
-
Aplicación de un baño de blanqueo después del revelador, a continuación un nuevo revelado y seguidamente el resto de proceso normal
-
Prolongación del tiempo en el baño de revelado (en torno a 10’)
-
Reducción y/o intensificación completa o parcial de las copias una vez fijadas
-
Virajes

El calvario del fotógrafo

A título de referencia, considerando todos los elementos que intervienen en el proceso de ampliación podemos aventurarnos a establecer lo siguiente:


Contraste negativo:

Bajo
Normal
Alto
Dilución revelador:
1+4
1+9
1+9
1+9
1+15
1+15
Filtro multigrado:
4
4 - 5
2 - 2,5
2,5 - 3
0 - 1
Exposición ampliadora:
-
=
+
=
+
Tiempo revelado:
= ó -
=
+
=
+
=
Resultado:
Bueno
Excelente
Bueno
Excelente
Bueno
Satisfactorio

Y deducir que sólo con negativos normales se consigue obtener resultados excelentes.
El éxito del resultado

El éxito del resultado no es algo totalmente objetivo sino que también intervienen los gustos personales, además de tener clara la referencia de lo que se considera como un positivo correcto, es decir, con altas luces, sombras profundas y contraste adecuado.

No obstante, como ejemplo ilustrativo he utilizado la imagen de la figura 3, que anteriormente ya comenté que se correspondía a un fotograma algo denso. En ella se aprecia claramente la falta de profundidad en los negros por falta de exposición, aspecto que se corrobora al observar que en la zona de inter-negativo ni tan siquiera se consigue la máxima densidad.

Si aplicamos el TSP con un filtro normal (nº 2 ½) se consigue el negro máximo en la zona del inter-negativo  (figura 4), pero no en la mancha de la imagen por lo que para ésta le falta tiempo de exposición. Tampoco el contraste parece ser el adecuado y se requiere un filtro de mayor contraste.

Con la imagen mostrada en la figura 5 se ha obtenido un resultado para mí más satisfactorio, utilizando un filtro de mayor contraste (nº 4). En este caso no he podido aplicar el método del TSP por no existir en la imagen zonas con la misma trasparencia que el inter-negativo, lo que me ha obligado a un tiempo superior. Alguien podría preguntarse entonces ¿cuando podré usar el TSP?, la respuesta es: habitualmente; ya que se supone que el negativo estará normalmente bien expuesto, si no es así se deben revisar los procesos de la exposición y del revelado.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
© Jorge Lidiano.
Todos los derechos reservados sobre los textos e imágenes del presente documento, sólo podrán ser utilizados con la autorización expresa de su autor
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

2 comentarios:

  1. Buenisima informacion! Despues me voy a sentar con tiempo a leer tranquilo. Una consulta: Estoy queriendo empeza a ampliar, tengo una opemus 5 color... Entiendo que no es lo mejor para ByN, pero, es lo que tengo! Como tendria que usar los filtros color para adaptar el contraste en papel multigrado? Se pueden obtener resultados satisfactorios con esa ampliadora en ByN? Desde ya, gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con papel multicontraste y cabezal de color tienes que usar el amarillo para bajar contraste y el magenta para subirlo. La combinación de ambos te dará contrastes intermedios por lo que tendrás que hacer pruebas. Cuanto más amarillo o más magenta, más suavidad o dureza respectivamente. Saludos

      Eliminar

Te agradezco de antemano tus comentarios. Si requieren una respuesta por mi parte y la conozco, la publicaré lo antes que pueda en esta misma entrada.