22 de diciembre de 2013

Técnica fotográfica. Ajuste de curvas

TÉCNICA FOTOGRÁFICA. AJUSTE DE CURVAS
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Fecha última modificación: 22/12/2013
Fecha creación: 22/12/2011
Versión: 1.0

NIVEL:      
Iniciación - Bajo - Medio - Alto – Avanzado

DOCUMENTOS RELACIONADOS


Además de los Niveles, el de Curvas es también otro de los ajustes más usados en Photoshop para intervenir sobre el tono y luminosidad. En la figura 1 se muestra el panel de control para la versión CS3 de Photoshop (PS3), en él destaca el histograma de la imagen correspondiente (figura 2) que nos informa sobre su distribución tonal.

En el mencionado histograma, situado en el interior de una ventana con forma cuadrada, vemos que las alturas de las sombras son mayores, lo que nos indica que existen un mayor número de tonalidades oscuras que claras, como también podemos apreciar claramente en la imagen real. 
En el panel encontramos lo siguiente:


1.
Un campo de Ajuste preestablecido que nos permite seleccionar entre una serie de ajustes ya predefinidos existentes en PS como: contraste fuerte, lineal, más claro, negativo color, etc.; o uno que hemos creado y almacenado previamente usando para ello el botón de la derecha del nombre
2.
Un campo de Canal donde aparecen las opciones: RGB, rojo, verde o azul; que permite realizar ajustes generales o individualmente por canal
3.
Una zona cuadrada que contiene en su interior el histograma, la línea de base y la de edición. La línea de base es la línea recta que cruza diagonalmente de abajo-izquierda a arriba-derecha, dividiendo en dos partes iguales la ventana. Encima de ella hay otra línea más oscura (línea de edición) sobre la que podremos actuar. Ambas líneas son exactamente iguales antes de realizar ningún ajuste pero, tras la edición, la segunda adquiere frecuentemente una forma curva por lo que se denomina curva de salida
4.
Dos barras, una horizontal y otra vertical, que se muestran con una escala de grises que se extiende del negro al blanco. En la barra horizontal existen además dos cursores con forma de triángulo, que nos permiten asignar los puntos blanco y negro
5.
Uno o varios puntos de anclaje que crearemos sobre la línea de edición (en la figura 1 se muestran dos puntos)
6.
Dos campos indicados como Entrada y Salida que muestran los valores asignados a uno de los puntos de anclaje creados, que se corresponde al rombo relleno en negro de color negro y blanco
7.
Diversas opciones de representación que podemos activar o no, así como varios botones, uno de ellos de uso Automático y otro de Opciones avanzadas

Puntos de anclaje preestablecidos

Inicialmente, cuando creamos una capa de Curvas mediante: Capa → Nueva capa de ajuste → Curvas, o bien aplicamos directamente: Imagen → Ajustes → Curvas (Ctrl+M), aparecen en el panel de control, en la línea de edición, dos puntos de anclaje ya creados que no se pueden eliminar. Con ellos determinamos la asignación de valores de entrada con los blancos y negros máximos.

Se pueden gobernar deslizando con el ratón los cursores negro y blanco ubicados en el eje horizontal o situando el cursor  del ratón sobre uno de los puntos y con el botón pulsado desplazarlo libremente. Si se quiere editar directamente los valores de un punto tiene que estar seleccionado, lo que se consigue clicando sobre él o sobre sus cursores, identificándose entonces con el rombo relleno de negro.

La figura 3 muestra el efecto obtenido sobre la imagen tras el desplazamiento horizontal de ambos puntos. En este ejemplo, los valores 191 y 255, de los campos Entrada y Salida respectivamente, corresponden al punto de anclaje de las luces y nos indican que se está produciendo un recorte de las luces de forma tal que todos los valores a partir de 191 se asignan al máximo 255. Además, como hemos actuado recortando simultáneamente las sombras, el resultado final es de un contraste extremo (mayor pendiente de la línea de salida respecto a la base) que provoca pérdidas de detalle importantes en las altas luces y las sombras profundas. El desplazamiento horizontal produce el mismo efecto que el de los cursores de entrada de un ajuste de Niveles.
Si asimismo, desplazamos en vertical el punto de las luces al valor 212 (figura 4), lo que ocurre  es que todos los valores partir del 191 se asignan a 212 que es un tono grisáceo (ver zona del cielo), o dicho de otro modo, con ello gobernamos la luminosidad del rango de valores recortados de luces, limitándolos. El desplazamiento vertical produce, por tanto, el mismo efecto que el de los cursores de salida de un ajuste de Niveles.

El uso de estos cursores es, normalmente, apropiado cuando el histograma no cubre totalmente el eje horizontal (figura 5) o si no queremos alcanzar los valores máximos en las luces y las sombras. En el primer caso es válido, por tanto, actuar de forma correctora para asignar la parte más luminosa de la imagen al blanco máximo y la sombra más oscura a la más profunda posible. No obstante, bajo el supuesto de poca pérdida de detalle o cuando nos interese ocultar este conscientemente también podría estar su uso justificado.

Con relación a un ajuste de Niveles, las Curvas ofrecen las mismas posibilidades a excepción del cursor central que posiciona el gris medio, aunque su efecto puede ser reproducido. Además, con la forma de la curva podemos apreciar gráficamente el ajuste realizado en todas las tonalidades, algo que no es posible cuando movemos el mencionado cursor central.

Puntos adicionales de anclaje

Para añadir un punto adicional a la línea de edición, PS3 admite hasta 14 puntos de control, basta con un clic sobre ella en la posición deseada, y para modificarlo desplazarlo con el botón del ratón pulsado. Si se quiere eliminar un punto basta con pulsar la tecla Suprimir con el ratón situado sobre él o arrastrarlo fuera del gráfico.

Volviendo a la figura 1 vemos que se le han  añadido dos puntos adicionales y a su vez desplazado ligeramente, creando una curva con forma de una S muy suave que se denomina curva de salida. Esta presenta zonas de mayor y menor pendiente respecto a la línea base que indican, respectivamente, un aumento o reducción del contraste zonal, a mayor verticalidad mayor contraste.

En este ejemplo, al intervalo de valores centrales de entrada, situado entre los dos puntos y que representa las tonalidades medias, se le asigna uno mayor de salida a costa de reducir los correspondientes de las sombras y las luces. El ligero apilamiento de los extremos provoca a su vez una ligera pérdida de detalle, que podría ser destructiva por los redondeos, sobretodo con las sombras donde los valores son más bajos. Por ello es siempre recomendable realizar los ajustes en capas independientes para poder retroceder los resultados indeseados. 

La forma de la curva resultante es tal, que se mantienen las pendientes de entrada y salida en cualquier punto de la misma (condición que puede ser formulada con un sistema lineal de ecuaciones y resuelta por aproximación lineal). Bajo ese requisito se pueden producir curvaturas extrañas, que afectan aún en mayor medida a los tramos cercanos que a los más próximos de los puntos añadidos.
 
Aplicación de ajustes consecutivos. Efectos destructivos e irrecuperables

La figura 5 muestra el histograma resultante tras aplicar, de manera inapropiada, Niveles directamente sobre la imagen para reducir el contraste. En ella vemos que aparecen líneas discretas que sobresalen sobre el área más oscura, estas se corresponden a los valores en los que se han agrupado píxeles.

Como hemos ajustado directamente sobre la imagen, al intentar recuperar el contraste inicial mediante la aplicación de un ajuste de Curvas resulta el histograma de la figura 6, que evidencia el resultado irreversible. Además, si lo comparamos con el inicial de la figura 1 de nuestra imagen patrón, vemos como las líneas que sobresalen doblan prácticamente su valores originales. Ello se debe a que se ha producido un agrupamiento, de forma que donde antes había un determinado número de píxeles, ahora han sumado otros colindantes dejando huecos en los valores sustituidos (líneas blancas del área más oscura).

Conviene en este punto recordar, como ya he insistido en otros documentos, que los efectos destructivos son más escandalosos al usar una imagen codificada en 8 bits por cada color (24 bits en total), en lugar de una de 16 bits.

Para que los efectos no sean irrecuperables lo aconsejado siempre es realizar los ajustes creando nuevas capas, ya que con ello conservamos la imagen sin procesar. Asimismo, con una nueva capa podremos: re-editar los ajustes o anularlos completamente, seleccionar un Modo de fusión, regular el grado del efecto con la Opacidad o añadir una máscara que limite las zonas de afección, ¡Muchas son por tanto sus ventajas!

Efectos creativos

Hay también disponible una opción para modificar la línea de edición usando el lápiz de dibujo en modo libre, que se activa con un clic sobre el icono con forma de lápiz (zona resaltada con un círculo de color rojo) y se desactiva clicando sobre el otro icono en forma de curva situado a su izquierda. Con ella podemos dibujar libremente y obtener resultados extraños o creativos (figura 7) con distorsiones en colores, efectos solarizados..., aunque para ello hay que ser bastante experto y con buen pulso.

Evidentemente, no se puede dibujar una curva de tipo circular o con diferentes alturas, si ello fuese posible a un valor de entrada le corresponderían dos o más de salida. Por ello, cuando dibujamos un círculo, el programa sustituye los trazos anteriores, coincidentes en las mismas zonas del eje horizontal, por los nuevos introducidos.
Aplicación por canales

En todo lo visto anteriormente se han realizado siempre los ajustes sobre la imagen compuesta RGB, pero también es posible aplicarlos individualmente a cada canal. Para ello, basta con seleccionar en el deseado en campo Canal y editar su línea de base. En este caso cada línea editada se dibuja con el color (rojo, verde o azul) del canal afectado.

En la figura 8 se muestra el resultado de dos ajustes independientes en los canales rojo y azul. En ella se observa que, con las intervenciones realizadas, por un lado aparece una ligera dominante rojiza y por otro se reduce la presencia de la componente azulada. Esta última forma de operar podría utilizarse para realizar ajustes de equilibrio de color, llegando incluso a la anulación completa de un canal si desplazamos hasta cero el punto de anclaje inicial de color blanco (figura 9).
Efecto del ajuste sobre la saturación

Cuando efectuamos un ajuste de Niveles, Curvas..., con el modo de fusión Normal, se produce un aumento de la saturación que podría no ser deseados. Para evitarlo podemos usar el modo Luminosidad cambiándolo en la capa de ajuste creada o modificando la transición cuando su aplicación es directa sobre la imagen. Sin embargo resulta también que este último modo reduce ligeramente la saturación y nos obliga a compensarla.

En la mitad izquierda de la figura 10 se muestra el resultado con ajuste en modo Luminosidad y en la derecha el mismo ajuste con el modo Normal. Los resultados son tan sutiles que casi no se aprecian, salvo en que la parte izquierda parece algo más apagada (observar la viveza de las rayas rojas de jersey).

Lo mejor para mí es usar dos capas, una con cada uno de los modos, y regular con las opacidades de ambas hasta obtener el resultado que me satisface.

Otras opciones

Existen otras opciones de formato de visualización de la curva que permiten cambiar la cuadrícula, mostrar el efecto de la intervención realizada (recorte)..., así como de muestrear el valor del punto blanco, gris y negro (cuentagotas).

También podemos ver el histograma con otro aspecto cambiando de Luz a %Pigmento/tinta. Ello  produce un volteado de las barras de los ejes y del histograma, así como una representación de valores en modo porcentual de 0% a 100% en lugar de 0 a 255, ¡cuestión de costumbre!.

Por último hay disponibles, dentro de Opciones, varios algoritmos para la corrección de color automática, que no he usado nunca.

¡Y no olvidemos los ajustes preestablecidos disponibles!,  ya que podrían servirnos como base para un nuevo ajuste personal.

Conclusiones

De todo lo visto en este tutorial, podemos destacar como cuestiones más relevantes las siguientes:

1.
Los ajustes no deben realizarse nunca directamente sobre la imagen sino siempre sobre una nueva capa independiente
2.
Se debe tener mucho cuidado con el modo de fusión utilizado ya que puede afectar a la saturación de color
3.
Evitar los ajustes generales usando máscaras de capa para limitar las zonas de afección, aunque ello implica crear un mayor número de capas de ajuste
4.
El ajuste de Curvas es más flexible y dispone de más posibilidades que el de Niveles, permite definir ampliamente la forma de la curva de salida pero no incluye el cursor central

Versión Photoshop CS6

La versión CS6 no incluye cambios relevantes salvo de tipo ergonómico. Se ha reubicado el acceso a las opciones de visualización, añadido otras directas desde el panel como ocultar capa, crear máscara de recorte, volver al estado anterior, eliminar la capa..., pero el funcionamiento descrito en profundidad sigue siendo el mismo.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
© Jorge Lidiano.
Todos los derechos reservados sobre los textos e imágenes del presente documento, sólo podrán ser utilizados con la autorización expresa de su autor
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

2 comentarios:

  1. Muy interesante Jorge! Muchas gracias. Te tengo en favoritos para leerte a menudo. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra cuando un artículo técnico os interesa y os resulta de utilidad. Gracias.

      Eliminar

Te agradezco de antemano tus comentarios. Si requieren una respuesta por mi parte y la conozco, la publicaré lo antes que pueda en esta misma entrada.