16 de enero de 2017

Recetas de cocina por © Paulina López. Mousse de queso parmesano

Fecha última modificación: 15/01/2017
Fecha creación: 15/01/2017
Versión: 1.0


Ingredientes para 6 personas

150 g de queso parmesano o granna padano
300 cc de leche semidesnatada
120 ml de nata para montar 35% M.G.
6 hojas de gelatina
Sal
Azúcar
Proceso tradicional

1.
Rallar el queso
2.
Poner a hidratar la gelatina en un bol con agua fría
3.
Poner un cazo con la leche y el queso rallado a calentar a fuego medio, añadiendo un poco de sal y una pizca de azúcar. Remover y cuando rompa a hervir apartarlo del fuego y agregarle la gelatina, que previamente debemos escurrir en un colador para quitar el agua. Remover para que se disuelva y se integre bien. Dejar templar
4.
Montar la nata  (ha de estar muy fría) e incorporar a la mezcla de leche y queso sin demorarse mucho para que no se cuaje
5.
Verter en un molde de cristal, ha de quedar de una altura de unos tres centímetros, y tapar con papel film para que no se reseque la superficie. También se puede usar un molde de silicona, yo utilizo en ocasiones uno dividido en porciones. Dejar enfriar en el frigorífico un mínimo de seis horas
6.
Para servir se desmolda en una bandeja y si nos gusta se corta a cuadrados. Se puede presentar con  tomates cherry confitados y aceite de albahaca, y también acompañar con crackers o galletas saladas

Proceso con Thermomix

1.
Montar la nata (ha de estar muy fría) en el vaso con el accesorio de mariposa a velocidad 3½ sin programar tiempo. Hay que estar pendiente para que no se pase y se haga mantequilla, el cambio del sonido durante el proceso da la pista de cuando termina. Se saca y se reserva en un bol
2.
Limpiar y secar el vaso. Rallar el queso. Primeramente dar dos o tres golpes de turbo para trocear y a continuación programar velocidad progresiva 5-10
3.
Poner a hidratar la gelatina en un bol con agua fría
4.
Añadir al queso rallado la leche y programar 5 minutos, temperatura 90º y velocidad 3, añadiendo un poco de sal y una pizca de azúcar. Dejar templar un poco y agregar la gelatina, que previamente debemos escurrir en un colador para quitar el agua. Programar 5 segundos a velocidad 4 para que se disuelva y se integre bien. Dejar templar
5.
Incorporar la nata montada a la mezcla de leche y queso sin demorarse mucho para que no se cuaje
6.
Verter en un molde de cristal, ha de quedar de una altura de unos tres centímetros, y tapar con papel film para que no se reseque la superficie. También se puede usar un molde de silicona, yo utilizo en ocasiones uno dividido en porciones. Dejar enfriar en el frigorífico un mínimo de seis horas
7.
Para servir se desmolda en una bandeja y si nos gusta se corta a cuadrados. Se puede presentar con  tomates cherry confitados y aceite de albahaca, y también acompañar con crackers o galletas saladas
Variaciones para ambos procesos

-
Se puede utilizar queso rulo de cabra
-
Para variar la cantidad de raciones, hacer la proporción de los ingredientes

© Paulina López.
Todos los derechos reservados sobre los textos e imágenes del presente documento, solo podrán ser utilizados con la autorización expresa de su autor


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Te agradezco de antemano tus comentarios. Si requieren una respuesta por mi parte y la conozco, la publicaré lo antes que pueda en esta misma entrada.