5 de enero de 2013

Técnica fotográfica. Manejo de la cámara. El exposímetro y la sensibilidad

TÉCNICA FOTOGRÁFICA. MANEJO DE LA CÁMARA. EL EXPOSÍMETRO Y LA SENSIBILIDAD
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Fecha última modificación: 05/01/2013
Fecha creación:05/01/2013
Versión: 1.0

NIVEL:      
Iniciación - Bajo - Medio - Alto – Avanzado

El EXPOSÍMETRO Y LA SENSIBILIDAD

La cámara, y más concretamente el elemento sensible de la misma, requiere de una determinada cantidad de luz para que la imagen quede correctamente expuesta. Si se recibe mayor luz de la necesaria la imagen resulta sobreexpuesta y se pierde detalle en las luces (la imagen queda muy blanca) y, al contrario, con menos luz se subexpone y la pérdida se produce en las sombras.

Se requiere poder regular la luz y para ello disponemos de dos dispositivos: el diafragma y el obturador; aunque para su ajuste es necesario realizar una medición de la misma.

El dispositivo que mide la luz transmitida o reflejada por la escena y en consecuencia establece el valor VE (valor de exposición, ver documentos 'MANEJO DE LA CÁMARA. EL DIAFRAGMA' y 'MANEJO DE LA CÁMARA. EL OBTURADOR') para una exposición correcta se denomina exposímetro.

Podemos clasificarlos como internos a la cámara y externos o de mano cuando es un dispositivo independiente de la misma (figura 1). La incorporación de la electrónica en las cámaras, con exposímetros internos y otras funciones complementarias, ha ampliado enormemente las posibilidades de control y ha permitido que podamos disponer habitualmente de varios formas de medición, como lo son, promedio, ponderada en el centro, puntual..

Modos de exposición

La selección para un mismo VE de la pareja diafragma-velocidad, en muchas de las cámaras actuales, puede realizarse de distintas maneras al disponer de varios modos de exposición, lo que nos permite adaptarnos mejor a las características concretas de la escena que deseamos fotografiar.

Estos modos, y más concretamente los totalmente automáticos y semiautomáticos (en este caso el fotógrafo preselecciona la velocidad o la abertura del diafragma), nos permiten fijar nuestra atención en lo esencial que en definitiva es la imagen. Con ello no quiero decir que el modo manual es descartable, al contrario, en muchas ocasiones es absolutamente necesario.

Podemos enumerar como los más habituales, en la mayor parte de las cámaras electrónicas, los siguientes:

-
Modo manual. El fotógrafo decide la combinación entre el diafragma y la velocidad que más le interesa
-
Modo programa. La cámara ajusta automáticamente la abertura del diafragma y la velocidad del obturador según un programa preestablecido que en algunos equipos puede variar según el tipo de escena, es decir, paisaje, un retrato, bodegón, etc. Como ejemplo, en la figura 2 se representa el gráfico de selección de abertura y velocidad (línea en negrita) que realiza la cámara para un programa determinado en función del valor VE medido por el exposímetro. Se observa que con velocidades inferiores a 1/60 siempre se selecciona la abertura máxima f4 para evitar en lo posible el efecto del movimiento durante la exposición. Si por ejemplo el VE medido fuera 10 la cámara ajustaría f/4-1/60” siendo posible para la misma cantidad de luz cualquier combinación en el modo manual indicada en la línea inclinada VE10, por ejemplo, f/22-2”
-
Modo automático con prioridad de abertura. El fotógrafo ajusta manualmente la abertura del diafragma y la cámara selecciona la velocidad del obturador
-
Modo automático con prioridad de exposición. El fotógrafo ajusta manualmente la velocidad del obturador y la cámara selecciona la abertura del diafragma

Relacionados con el exposímetro encontramos dos selectores, el de sensibilidad y el de compensación de la exposición que nos permiten ajustar el equipo a las características del material sensible y a las condiciones especiales de la escena.

Selector de sensibilidad

Mediante este selector se indica a la cámara la sensibilidad del material a exponer (negativo B/N o color, diapositiva, papel instantáneo, sensor digital) o, dicho de otro modo, la cantidad de luz que el material  requiere para ser expuesto correctamente.

La sensibilidad se mide en valores ISO (siglas de International Standars Organisation), aunque anteriormente se media en valores ASA (conforme a normas americanas de la American Standars Association) y DIN (alemanas), siendo los más habituales los representados en la escala siguiente:

ISO 25, 50, 100, 200, 400, 800, 1600, 3200

En algunas cámaras digitales la escala anterior se ha extendido mucho por arriba, alcanzando valores que superan los 20.000 ISO, y se ha recortado por abajo no admitiéndose valores bajos como 25 o 50.

La escala está confeccionada de manera que entre valores consecutivos de nuevo aparece el factor 2, equivalente a un paso de exposición. Si se dobla la sensibilidad se requiere la mitad de exposición para obtener resultados similares y con una mayor sensibilidad se pueden hacer fotos con menos luz y a la inversa.

Sistema analógico

En las cámaras analógicas la sensibilidad es inherente al material sensible y se debe considerar que:

-
Como regla básica, la película se suministra con una sensibilidad nominal y por tanto es la que determina la posición del selector para una situación coherente con la exposición correcta
-
Se puede utilizar una sensibilidad distinta a la nominal para sub-exponer o sobre-exponer el material sensible, a pesar de los efectos positivos o negativos que esta situación pueda producir. Para ello, basta con colocar el selector en una sensibilidad mayor (se sub-expone) o menor respectivamente de la nominal
-
Algunas no permiten la selección de sensibilidad sino que la miden directamente de la película por el código DX que está impreso en el chasis de la misma

Sistema digital

En la fotografía digital sólo existe un sensor CCD o CMOS en cada cámara y por el momento, salvo alguna excepción, no hay posibilidad de modificar sus características, ni tampoco podemos cambiarlo ni disponer de un sensor híbrido preparado para altas y bajas condiciones de luz, aunque algunos fabricantes están en ello.

El sensor es por tanto único y existe una sensibilidad para la su funcionamiento óptimo, normalmente la más baja entre las posibilidades disponibles. No obstante, en muchas cámaras, se puede seleccionar entre distintas sensibilidades, lo que supone una ventaja en cuanto flexibilidad operativa y es útil para poder elegir (normalmente ‘forzar’) el valor de exposición VE más adecuado. Evidentemente, si la cámara no dispone de dicha opción, nos veremos obligados a un único VE para una determinada intensidad luminosa de la escena.

Por ejemplo, si queremos congelar una imagen y el valor VE medido conlleva una velocidad lenta a plena abertura del diafragma podríamos cambiar el VE medido modificando el parámetro de la sensibilidad y, de este modo, conseguir alcanzar la velocidad necesaria. En dicho supuesto se recibirá sobre el sensor una menor cantidad de luz que será compensada con amplificadores de señal que introducen un cierto nivel de ruido en la imagen.
Como ejemplo para ver el efecto del ruido digital, en la figura 3 se muestra la misma imagen expuesta a 200, 1.600 y 6.400 ISO obtenidas a partir de un archivo RAW de la cámara CANON EOS 5D Mark II. En ellas se puede apreciar, ampliando lo suficiente la imagen, como para 1.600 ISO el ruido es bastante contenido mientras que es bastante visible con 6.400 ISO (máxima sensibilidad que permite la cámara).

Selector para la compensación de la exposición

En algunas cámaras existe un selector asociado a una escala de números negativos y positivos como la siguiente:
-2, -1, 0, +1, +2

Situando el selector en alguno de los valores distintos de 0 modificamos la cantidad de luz transmitida durante la exposición en relación con la situación de valor 0.

Por ejemplo, si lo colocamos en el valor +2 estamos sobre-exponiendo la imagen en 2 pasos de exposición (permitiendo el paso de 4 veces más de luz de la necesaria) y, al contrario, si lo situamos en el  valor -2 estamos sub-exponiendo la imagen en 2 pasos de exposición.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
© Jorge Lidiano.
Todos los derechos reservados sobre los textos e imágenes del presente documento, sólo podrán ser utilizados con la autorización expresa de su autor
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te agradezco de antemano tus comentarios. Si requieren una respuesta por mi parte y la conozco, la publicaré lo antes que pueda en esta misma entrada.