1 de julio de 2012

Técnica fotográfica. Modo de fusión Multiplicar Photoshop

TÉCNICA FOTOGRÁFICA. MODOS DE FUSIÓN EN PHOTOSHOP
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Fecha última modificación: 25/02/2012
Fecha creación: 25/02/2012
Versión: 1.0
NIVEL:      
Iniciación - Bajo - Medio - AltoAvanzado
 
MODO DE FUSIÓN MULTIPLICAR

Según la ayuda de Photoshop el modo Multiplicar busca la información de color de cada canal y multiplica el color base por el color de fusión. El color resultante siempre es un color más oscuro. Multiplicar cualquier color por negro produce negro. Multiplicar cualquier color por blanco no cambia el color. Si está pintando con un color distinto del blanco o el negro, los sucesivos trazos con una herramienta de pintura producen colores cada vez más oscuros. El efecto es similar al que se obtiene al dibujar en la imagen con múltiples marcadores mágicos.
 
Pincel en modo Multiplicar

Si dibujamos trazos sobre la capa inferior (degradado de color rojo) con un pincel usando los colores primarios RGB, sus complementarios CMY y tres grises con densidades 64, 128 y 192, según orden de arriba a abajo, obtendremos el resultado de las figuras 1 y 2.

Podemos observar que los resultados parecen muy similares al modo Oscurecer cuando usamos los colores primarios o complementarios y son más diferentes con los tres colores grises utilizados que, en este caso, producen un oscurecimiento mayor en todos los tonos de la imagen.
Pintando con colores rojos de valores R=192, 128 y 64 y G=B=0, aplicándolos respectivamente en la izquierda, centro y derecha de la imagen, vemos que con este modo siempre se tiñe la imagen con el color de fusión (figura 3). En todas las imágenes la luz más alta queda limitada a un valor más oscuro dependiente del color de fusión y al recalcular el resto de las luminosidades resulta un oscurecimiento general y una disminución importante en el contraste.

Si sobre la imagen de una cara dibujamos con los colores primarios RGB y CMY (figura 4) observamos que los colores primarios RGB al tener dos componentes a cero tiñen totalmente la imagen del color, mientras que los complementarios CMY sólo tienen un valor a cero y permiten la presencia de varias tonalidades por lo que se producen mezclas.

Al aplicar, sobre nuestra imagen de la cara, un pincel en este modo con un color tomado de una muestra de la misma (marrón oscuro) se produce un teñido / oscurecimiento general de la imagen (imagen derecha de la figura 5) y una limitación de la luminosidad de las luces relativa a la del pincel de fusión. En este modo no se produce la asignación de un tramo de valores de las luces más altas a un mismo valor como ocurre en el modo Oscurecer (imagen central de la figura 5), sino que el valor se alcanza progresivamente. 
Fusionar con una capa de relleno

En las figuras 9 y 10 se han utilizado capas de relleno de color gris sobre la capa base (figura 8) en el modo Multiplicar. Se puede de nuevo observar como se limitan las luminosidad en las luces, con  un efecto de agrisamiento / oscurecimiento y reducción de contraste generales, y cómo este límite depende de la luminosidad del color de fusión. Los nuevos valores aunque se reasignan de forma progresiva producen pérdidas de detalle debidas a la compresión del rango de luminosidades de las sombras. 

Fusión entre dos capas iguales o con una capa de ajuste (Niveles)

Si con el mapa del color rojo (figura 6) realizamos una copia, la desplazamos y sobre ella creamos una nueva capa de Niveles con el modo Multiplicar sin modificar ningún cursor, vemos como se produce un importante aumento de las sombras de la imagen (figura 7) llegándose a perder totalmente el detalle en las sombras muy profundas -los valores en el rango de 0-11 son asignados a 0- y reduciéndose las diferencias en el resto de las sombras.

Si fusionamos dos capas iguales o creamos una nueva capa de Niveles sin mover ningún cursor asignando este modo a la capa superior (figura 11), se produce un oscurecimiento general con una reducción del detalle de las sombras y un aumento en las luces que además conservan las valores más altos, como también pudimos comprobar con el mapa de color.

Pero si, sobre la imagen base de la figura 12, aplicamos Niveles y desplazamos el cursor central podemos cambiar el resultado provocando una mayor subreexposición general (figura 13) que disminuye con el valor del cursor y que, prácticamente, no produce variación con el máximo 0'99 posible. Con el cursor blanco obtendremos el resultado de la figura 14, con una pérdida importante de detalle en las sombras mayor cuanto mayor es el valor y, por último, con el cursor negro oscurecemos cada vez más la imagen hasta alcanzar el negro máximo en toda ella, salvo las luces de valor máximo (255) que mantendrán este valor.
Fusión entre dos imágenes muy distintas

Si fusionamos dos imágenes muy distintas se produce el mezclado de las mismas con un efecto de oscurecimiento general (figura 15), manteniendo el negro máximo pero con pérdida de detalle en las sombras más profundas.

Aplicaciones

Combinar dos imágenes

Al combinar dos imágenes distintas con este modo (figura 15) el efecto resultante permite observar las dos capas sin que una tape totalmente a la otra, es decir, como si de una exposición doble se tratase pero con un oscurecimiento importante en las sombras.

Por ello, este modo puede ser apropiado para esta aplicación aunque, al producir un oscurecimiento general, sus mejores efectos se consiguen cuando existen muchas zonas claras en las imágenes. No obstante, si queremos mejorar la luminosidad de las luces o el detalle en las sombras podemos acoplar las imágenes una vez fusionadas y aplicar Niveles, o duplicar la imagen resultante del acoplamiento y fusionar la nueva capa creada, con el modo Trama, regulando si es necesario con la opacidad (figura 16). Con el último método el resultado es distinto al que se obtiene aplicando primero Trama y luego Multiplicar (comparar con documento 'MODO DE FUSIÓN TRAMA') prevaleciendo el mejor detalle en las sombras o en las luces según el caso.

Oscurecimiento por zonas

En el proceso final de la imagen resulta muy útil este modo para aumentar sombras y también para oscurecer zonas de altas luces de forma que aparezca algún detalle o insinuación del mismo. Para ello, por comodidad, podemos crearnos una capa específica de oscurecimiento mediante el proceso siguiente:

1.
Capa → Nueva capa de ajuste → Niveles, sin modificar ningún cursor
2.
Imagen Ajustes Invertir, con ello estamos invirtiendo la máscara de capa para que sea opaca y no afecte inicialmente
3.
Cambiar el nombre de la capa creada a 'Oscurecer' por motivos de organización
4.
Cambiar modo fusión de la capa creada a Multiplicar, aunque se podía haber asignado su creación

En la figura 18 vemos el efecto inicial de oscurecimiento general tras aplicar sobre una imagen original una capa de Niveles en modo Multiplicar, pero podemos afectar sólo zonalmente si usamos la máscara de capa opaca creada según el proceso descrito. Para ello pintamos sobre ella con un pincel blanco de baja opacidad (10%) para un mejor control del resultado con una o varias pasadas (figura 20) y obtener el resultado de la figura 19.

Aunque con la imagen elegida no se aprecian demasiado los cambios producidos, por ser demasiado sutiles no es un buen ejemplo, este método es muy útil y fácil de usar en los últimos retoques y obtener unos resultados excelentes, sobretodo si también hemos incorporado una capa de aclarar con el modo de fusión Trama.
Mejorar detalle en luces

El efecto de oscurecimiento general de la imagen podemos utilizarlo para mejorar el detalle en las luces afectando en menor medida a las sombras si empleamos una máscara de capa para bloquear selectivamente las zonas donde se pudiera perder detalle.

La máscara en base a la Luminosidad de la propia imagen combinada es buena para obtener ese resultado como puede comprobarse en las figuras 22 y 24, para ello se ha duplicado la imagen original, creado una selección en base a la luminosidad (control + click sobre canal RGB) y convertido ésta en máscara para la capa duplicada o utilizando el comando Aplicar una máscara de capa vacía. En el caso de la imagen de la figura 23 observamos además  como al aplicar este método aumenta también la saturación del cielo. 

Efectos creativos de adición de contornos o texturas

Con el filtro de Hallar bordes podemos añadir, de forma sencilla, un contorno visible en una imagen (figura 25) aplicando con el modo Multiplicar a la capa duplicada (o sólo a un canal de la misma) el mencionado filtro ;  con otros filtros creativos acentuar el efecto resultante de  texturas, ruido... como en el ejemplo de la figura 26 donde además se ha conseguido un cierto efecto de silueta o combinar con el filtro Relieve para obtener el resultado de la figura 27 con un borde blanco que resalta los perfiles.

Superposición de elementos oscuros

Este modo es apropiado si queremos superponer algún elemento oscuro sobre una imagen como por ejemplo añadir un tatuaje sobre la piel, para ello basta con que el dibujo tenga un fondo del blanco máximo; o simular sombras de objetos que hemos añadido a una imagen para que el resultado sea más real. 

Teñir luces con una tonalidad

Con una capa de relleno con el modo de fusión Multiplicar, preferiblemente de un color claro, podemos teñir las luces máximas con el valor de la misma; lo que se utiliza, por ejemplo, para obtener con Photoshop resultados similares a los conseguidos con el filtro Nashville de la popular aplicación Instagram para el iPhone, descrito en el documento ’EFECTO NASHVILLE’.


Gráfico y fórmula final

Si observamos el gráfico de la figura 28 obtenido fusionando dos capas según se describe en el documento 'MODOS DE FUSIÓN GRÁFICOS' podemos comprobar cómo las líneas de colores siguen un comportamiento rectilíneo en un sólo tramo con un extremo asignado a un valor máximo que limita la luminosidad de las luces y que es dependiente de la capa superior.

Por ejemplo, con un valor de capa superior de 76 (línea roja) la luz máxima (255) toma este valor, por lo que se convierte en un valor de sombras. El resto de valores de la escala se recalculan distribuyéndose en el nuevo rango de datos, lo que produce una compresión que ocasiona pérdidas de detalle.

Solamente no se produce ningún cambio si pintamos con el blanco máximo.

Con dos imágenes iguales se produce una línea resultante (negra) con un comportamiento curvilíneo, que provoca una expansión de la zona de las luces (mayor pendiente) a costa de la compresión de las sombras que pierden detalle en los valores mínimos.

A partir de las tablas de datos he deducido la fórmula que caracteriza el comportamiento a nivel de luminosidad para este modo y en ella se puede comprobar de nuevo el límite máximo introducido por la capa superior (líneas de colores).

Conclusiones

El modo de fusión Multiplicar asigna independientemente como valor de cada componente de color RGB el valor de la capa superior multiplicado por el de la capa inferior y lo divide por 255, por lo que:
 
1.
Limita la máxima luminosidad al valor de la capa superior, recalculándose todos los valores en un nuevo rango por lo que puede haber pérdida de detalle
2.
Al sumar independientemente las distintas componentes de un color puede producir cambio de tonalidad, por ejemplo si fusionamos el rojo puro con el verde puro nos resultará el color negro
3.
La fusión entre dos capas distintas produce un mezclado de las mismas que permite ver ambas imágenes con un efecto de oscurecimiento general
4.
La fusión entre dos capas iguales provoca un oscurecimiento general y gradual en toda la imagen, pero con pérdida de detalle en las sombras más profundas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te agradezco de antemano tus comentarios. Si requieren una respuesta por mi parte y la conozco, la publicaré lo antes que pueda en esta misma entrada.