30 de diciembre de 2012

Técnica fotográfica. Manejo de la cámara. El Objetivo

TÉCNICA FOTOGRÁFICA. MANEJO DE LA CÁMARA. EL OBJETIVO
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Fecha última modificación: 29/12/2012
Fecha creación:29/12/2012
Versión: 1.0

NIVEL:      
Iniciación - Bajo - Medio - Alto – Avanzado

El OBJETIVO

Es el elemento encargado de recibir, redireccionar y transmitir la luz hacia el interior, evitando las reflexiones parásitas internas y encauzándola de modo que la imagen resulte lo más nítida y con el mejor contraste posible hacia el plano donde se sitúa el sensor o material sensible; por ello es la parte de la cámara que determina en gran medida la calidad de la imagen resultante.

En su versión más simple, el objetivo está constituido por una única lente, aunque también existen cámaras que no disponen de objetivo sino de un orificio pequeño, por ejemplo las estenopeicas.

El objetivo puede ser desmontable, normalmente en cámaras réflex (figura 1) o de óptica intercambiable, o también encontrase integrado en el propio cuerpo.

En los objetivos más complejos, se alcanzan configuraciones con varios grupos de lentes convergentes y divergentes con tratamiento para las reflexiones parásitas y corrección de aberraciones. Las lentes son normalmente pegadas con bálsamo de Canadá, que tiene el mismo índice de refracción en seco que el cristal, y el efecto resultante es que cada grupo trabaja como si fuera una única lente de estructura más compleja.

En su interior se aloja normalmente el diafragma (ver documento 'MANEJO DE LA CÁMARA. EL DIAFRAGMA') y en algunos de ellos también se incorpora el obturador que, en este supuesto, se denomina central en lugar del de cortinilla que se sitúa en el cuerpo de la cámara.

Aberraciones

Las aberraciones de los objetivos son el conjunto de defectos o distorsiones que producen sus lentes, entre las más conocidas podemos mencionar:


-
Astigmatismo o incapacidad de enfocar líneas verticales y horizontales en el mismo plano focal o plano donde queda un objeto enfocado (la película o sensor en el caso de la fotografía) lo que origina imágenes deformadas
-
Distorsión de barrilete con formas que adoptan una curvatura similar a la de un barril y que afectan en mayor medida a las zonas situadas en las partes exteriores de la imagen. Este defecto se aprecia más sobre objetos que presentan líneas verticales
-
Distorsión de almohadón o acerico con efecto similar a la de barrilete pero con forma de acerico
-
Cromática debida a la incapacidad de la lente para enfocar todos los colores sobre un mismo plano focal
-
Esférica. Produce imágenes poco definidas debido a la mayor refracción de los rayos en la parte exterior de la lente que en su centro, por lo que no todos los rayos llegan con el mismo foco
-
Curvatura de campo. Lo natural es que el foco se produzca sobre una superficie de forma semiesférica, sin embargo, debido a la planitud del material sensible los objetivos deben corregir la curvatura para enfocar en una superficie plana
-
Coma. Un punto no se representa como tal, sino que es estirado con un resultado similar a una coma

Longitud focal
  
La longitud focal (f) es la distancia existente entre el centro óptico del objetivo y el punto focal donde se reúnen los rayos de luz que inciden en el objetivo (figura 2) y se mide en unidades de milímetro.

Con este número se relaciona al objetivo con el ángulo de visión abarcado en proporción inversa, es decir, a mayor longitud focal menor es el ángulo abarcado y viceversa.

Según el ángulo de visión, que a su vez se define como el ángulo más amplio que puede verse con un determinado objetivo, los objetivos se pueden clasificar en cuatro grandes grupos: angular, normal y teleobjetivo si la longitud focal es fija y objetivos zoom cuando esta última es variable.

Se entiende por objetivo angular, normal y teleobjetivo a aquél cuyo ángulo de visión es mayor, similar y menor respectivamente con relación al ángulo que ven nuestros ojos, o dicho de otra forma, los objetivos con un valor de longitud focal inferior a la normal se denominan angulares y con uno superior teleobjetivos.

Por tanto, en un objetivo angular, se registra una mayor cantidad de imagen que con un teleobjetivo y, en consecuencia, los objetos son de tamaño más pequeño y más grande respectivamente.

Como el plano donde se debe enfocar no varía en las cámaras (película, sensor), el cambio de  la distancia focal en los objetivos zoom se consigue al variar la posición relativa de algunos elementos de su interior. Para esta operación estos objetivos pueden disponer de un mando único para el enfoque y la selección de la distancia focal o de dos mandos independientes.

Rango de un zoom

Se entiende como rango de un zoom a la relación entre su máxima y mínima distancia focal, cuanto mayor es esta relación mayor es la dificultad tecnológica y el precio. Los rangos, referenciados a un sensor full frame o a un negativo de 35 mm, normalmente van desde angular a angular (10-35 mm), de angular a normal (28-50 mm), de angular a tele moderado (35-90 mm), de normal a tele (50-135 mm) y de tele moderado a tele largo (70-200 mm).

Existen algunos objetivos especiales como los que tienen la capacidad de proporcionar una ampliación a tamaño real en una de sus posiciones denominados objetivos macro o de acercamiento, los objetivos descentrable, los que incorporan un flash anular para uso en medicina u otras disciplinas científica...

Como regla nemotécnica, se puede determinar de una forma sencilla, que la longitud focal que corresponde al objetivo normal es aproximadamente la longitud de la diagonal del fotograma.

Así, para una cámara de formato 35 mm o sensor equivalente, el objetivo normal resulta ser aquél cuya longitud focal está entre 45-55 mm mientras, que para una cámara de formato 6x6 cm el objetivo estándar es aproximadamente 75-80 mm.

Una posible escala, de nuevo para el formato de 35 mm o sensor equivalente, de objetivos ordenados de menor a mayor longitud focal, o lo que es lo mismo de angular a teleobjetivo, en la que se ha resaltado en negrita el objetivo normal, es la siguiente: 

16, 21, 24, 28, 35, 50, 90, 105, 135, 250, 300, 600, 1200 mm.

La calidad de un objetivo viene muchas veces relacionada con su nitidez. A este respecto conviene conocer que se denomina círculo de confusión (ver documento sobre el diafragma anteriormente referido) al disco de luz que produce un objetivo cuando un punto no está perfectamente enfocado y que el ojo no es capaz de distinguir en la copia, a nivel práctico, aquellos círculos de diámetros inferiores a 0’2 mm.

Abertura máxima

La abertura máxima de un objetivo es la mayor abertura posible para el diafragma. Viene indicada como, por ejemplo, f/2,8 o 1:2,8 sobre el propio elemento. En los objetivos zoom no tiene porqué ser la misma para todo el rango de distancias focales, por lo que es frecuente encontrarnos una mayor en la posición angular que en la de teleobjetivo, la razón es que la misma abertura en un tele requiere un diámetro mayor (ver documento referido al diafragma).

¿Cómo elegir un objetivo?

Por desgracia para no equivocarse o equivocarse poco el precio es un factor muy determinante y cuanto más caro mejor es el objetivo. No obstante las cuestiones a considerar más importantes en el momento de elegir un objetivo son las siguientes:

-
Material constructivo: metal, plástico...; los mejores objetivos suelen pesar más
-
Estanqueidad. Muy importante si tomamos fotos en ambientes húmedos, próximos al mar...
-
Abertura máxima. A mayor abertura se requiere un mejor diseño y tamaño de lentes y por lo general los objetivos son mejores
-
Tipo de focal: fija o variable (zoom). Las focales variables conllevan una importante pérdida de calidad, si se elige un objetivo zoom mejor que tenga un rango de distancias focales corto, por ejemplo, x4; los objetivos de rango muy amplio como x10 son muy cómodos pero generalmente de baja calidad
-
La definición y el contraste, que dependen del diseño, cantidad, tratamiento y calidad óptica de las lentes; de los mecanismos de corrección de aberraciones; del comportamiento lineal frente a las distintas frecuencias del espectro visible, de la eliminación de las reflexiones y difracciones internas, etc.; que afectan a la nitidez final obtenida
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
© Jorge Lidiano.
Todos los derechos reservados sobre los textos e imágenes del presente documento, sólo podrán ser utilizados con la autorización expresa de su autor
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te agradezco de antemano tus comentarios. Si requieren una respuesta por mi parte y la conozco, la publicaré lo antes que pueda en esta misma entrada.