23 de mayo de 2016

Recetas de cocina por © Paulina López. Pastelitos de carne y algo más

Fecha última modificación: 21/05/2016
Fecha creación: 02/06/2012
Versión: 1.1

Ingredientes para 6 personas

600 gr de carne picada (según gustos, de magro, pavo, pollo o mezcladas)
2 dientes de ajo
2 huevos
3 cucharadas de pan rallado
6 tomates secos picados en trocitos pequeños
100 gr pistachos pelados
24 lonchas muy finas de panceta ahumada
6 huevos de codorniz hervidos
Dos cebollas caramelizadas
Moldes para muffins o flaneras
Especias para adobar (2 cucharadas de pimentón dulce, 1 cucharadita de orégano, ½  cucharadita de pimienta, ¼ cucharadita de canela)
Sal
Proceso

1.
Preparar el adobo. Para ello, ponemos la carne en un cuenco grande le añadimos los ajos rallados, la sal, las especias, los huevos, el pan rallado, los tomates y los pistachos, y lo dejamos en la nevera cuatro o cinco horas
2.
Pochar la cebolla cortada con un poco de sal a fuego suave. Cuando esté transparente, escurrir casi todo el aceite, añadir un par de cucharadas de azúcar y seguir con el fuego muy suave, removiendo a menudo. Retirar del fuego cuando haya adquirido un color dorado
3.
Dividir la carne en dos mitades para hacer dos tipos de rellenos, uno con huevo y otro con cebolla
4.
Forrar los moldes con un par de lonchas de panceta en forma de cruz. Para el primer relleno  poner un poco de carne y en el centro un huevo cocido y pelado, cubrir con más carne, y cerrar con el panceta ahumada. Para el segundo relleno proceder igual pero ponerle la cebolla caramelizada que teníamos preparada
5.
Precalentar el horno a 200º C y hornear 15 minutos aproximadamente

Podemos jugar con la imaginación, o con lo que tengamos en la nevera. El relleno puede ser de pisto, patatas  a lo pobre, mermelada de pimientos, láminas de manzana pochada...

Es una receta que se puede tener preparada y en el último momento  hornear o si ya está cocinado simplemente calentar.

Fuente

Está basada y adaptada de una receta de Karlos Arguiñano.

© Paulina López.
Todos los derechos reservados sobre los textos e imágenes del presente documento, solo podrán ser utilizados con la autorización expresa de su autor

22 de mayo de 2016

Fotografías. Día del orgullo gay en Madrid 2013

Día del orgullo gay. Madrid. 6 de Julio 2013. © Jorge Lidiano

En el año 2013 los camiones que iban a participar en el desfile se distribuyeron, desde primeras horas de la tarde, sobre el asfalto de la plaza de Atocha ocupando la intersección de las grandes avenidas.

El calor y la música radiada por los equipos dispuestos en su interior propiciaba el baile, organizándose numerosos grupos con refrescos en mano y ‘mucha marcha’ en su esqueleto.

Los torsos desnudos masculinos se movían con un ritmo en ocasiones frenético evacuando frecuentes gotas de sudor mientras que los abanicos, en su mayoría portados por mujeres, con su movimiento pretendían, sin conseguirlo, contrarrestar el sofocante calor.

En esta situación, agobiante por momentos, no era fácil tomar fotografías. La aglomeración y el movimiento de los partícipes no ayudaba, salvo que uno se integrase en la fiesta y tolerase el riesgo de sufrir algún tropiezo.

¡Definitivamente! Fue un año bueno para el evento en el que se creó un ambiente distendido y festivo. Propiciado sobre todo por la aglutinación de los actores y el público asistente en una zona muy compacta.  



Imprevisión o intención. © Jorge Lidiano

Este año hemos repetido la experiencia de otros anteriores asistiendo al desfile del día del orgullo gay en Madrid. Si lo desligamos de los subjetivos prejuicios morales, pienso que nadie que haya visto este espectáculo puede opinar que no vale la pena, aunque simplemente sea por lo inhabitual y sorprendente. Además, el ambiente festivo, la desinhibición, el colorido... llega incluso a involucrar también a los mismos 'voyeurs'.

Debido a nuestra motivación fotográfica este ambiente nos resulta de gran interés, como me imagino que también le gustará a Cristina García Rodero a quién tuve, además, la suerte de saludar al coincidir fotografiando los mismos personajes.

Y como no, en estas situaciones mucha gente se atreve a mostrar la parte que mantiene oculta, arropada por el efecto de masas, por lo que se abren las posibilidades de tomar buenas y comprometidas instantáneas. De hecho tuve que borrar una imagen en la que había registrado a una chica que, al apercibirse, me indicó que podría causarle problemas laborales si la misma era difundida, ¿sería política o quizás empresaria?. Evidentemente, por respeto, la borré; aunque podría no haberlo hecho. 

Pero, si quiero censurar la insuficiente infraestructura existente para que los asistentes cubran sus necesidades básicas fisiológicas. La consecuencia la padecieron los jardines del paseo del Prado, las calles y avenidas adyacentes y los que sufríamos con el intenso olor.

Desconozco si el motivo es una falta de previsión o, como sospecho, el ayuntamiento de manera intencionada, o no pone o pone pocos sanitarios al no gustarle demasiado el evento. Creo que no es una buena imagen para una ciudad como Madrid por lo que no debería repetirse, aparte de que deja en evidencia a su alcaldía.

Además, a la mañana siguiente, el aspecto de los aledaños era decepcionante, bolsas, desperdicios, cristales procedentes de botellas rotas... y, sobretodo, un hedor intenso que obligaba a que transitáramos por el centro de las calles.

¡Señores políticos, les agradeceríamos que dediquen el dinero a la ciudad y a los que los ciudadanos demandan!. Y ello no está relacionado ni con las situaciones ni con el enriquecimiento personales. 


SI QUIERES VER LA SERIE MÁS CÓMODAMENTE PINCHA EN UNA DE LAS IMÁGENES

Tratamiento de las imágenes

Las fotografías que os he presentado han sido realizadas partiendo del  archivo JPG sin ningún tipo de ajuste posterior. Por ello puede haber pérdida de detalle en luces y sombras muy oscuras, falta de contraste zonal, etc., aunque de momento no me preocupa porque su finalidad es solamente esta publicación.

Por otro lado, he querido simular un resultado equivalente a un papel de tono muy cálido (base amarillenta) y para conseguirlo he utilizado una capa de relleno de color amarillo claro fusionándola con el modo Multiplicar

Además, como veía las imágenes demasiado perfectas les he añadido un pequeño granulado mediante una capa de gris medio con ruido Gaussiano en el modo Luz suave, aunque por el tamaño no se aprecia demasiado.

El motivo de este acabado es mostrar otro ejemplo de posibilidades de tratamiento, aunque para exponer las imágenes seguramente me decidiría por un resultado más neutro y ajustaría las luminosidades zonalmente partiendo del archivo RAW.
© Jorge Lidiano.
Todos los derechos reservados sobre los textos e imágenes del presente documento, solo podrán ser utilizados con la autorización expresa de su autor


11 de mayo de 2016

Fotografías. Fotomontajes por José Manuel Saiz

El espacio personal de José Manuel Saiz. ¡Una propuesta de pleno goce estético y conceptual!   © Jorge Lidiano

Conociendo algunos años a José Manuel Saiz no podía imaginarme que me encontraba ante un autor con una amplia obra personal ya que, al contrario de otros muchos, no suele publicitarla. Solamente por mi insistencia he descubierto tardíamente la intensa creación que desarrolla.

Es un artista reservado en su área privativa que, sin embargo, ha alumbrado abundantes imágenes propias y para otros autores a lo largo de sus años como experto en edición y como fotógrafo de la industria y de la moda. Su profundo conocimiento y extenso dominio de la técnica, le han permitido afrontar las facetas personal y profesional con unos resultados altamente pulcros y creativos. José Manuel, además, no oculta celosamente hacia los otros su sapiencia, sino que le apasiona compartirla sin dejar resquicio alguno.

La serie que aquí nos presenta irrumpe plenamente en el plano intimista, como si quisiera evadirse de los habituales trabajos con modelos, sometidos a la tiranía del sujeto y del cliente. Su obra reflexiona e investiga sobre su mundo subjetivo, transitando desde el exterior hacia un espacio íntimo que le deja materializar sus obsesiones, sus miedos, sus pasiones, sus alegrías..., y donde solamente él decide.

La simbología, figurada con objetos sobre escenarios escogidos, erige un puente entre lo oculto y lo evidente, entre lo conceptual y lo estético, entre lo dicho y lo entendido, entre lo real y lo imaginado..., sin imponer la unicidad de un solo mensaje. No hay cadenas entre el creador y sus observadores, sino que los últimos heredamos la libertad de descifrar por nosotros mismos. Así, ¡La correlación del ideario propio junto con la proyección de nuestro sentir y conocer, nos permitirán interpretar las obras y gozarlas como nuestras!

Lo dicho anteriormente, no entraña que José Manuel no conciba y plasme un mensaje individual en cada una de sus imágenes, ni tampoco que pretenda que su discurso subliminal quede abismalmente oculto, por ello nos facilita ciertos códigos e iconos que pueden repetirse con insistencia. No obstante, opta por realimentarse con la diversidad de nuestras interpretaciones, sin menoscabo de que el flujo finalmente devenga inequívocamente para ambos sentidos enriquecedor.

El trabajo es finalmente complejo, con abundantes matices en sus formas y colores, así como de una extraordinaria calidad técnica y belleza. Nos transporta hacia un universo onírico propio,  ordenado, y cuyo tiempo se asemeja congelado, invitándonos a participar en su libre disquisición.
© José M. Saiz.
Todos los derechos reservados sobre los textos e imágenes del presente documento, solo podrán ser utilizados con la autorización expresa de su autor