29 de noviembre de 2015

28 de noviembre de 2015

Audiovisual. Soberanismo in motion

© Jorge Lidiano.
Todos los derechos reservados sobre los textos e imágenes del presente documento, solo podrán ser utilizados con la autorización expresa de su autor

21 de noviembre de 2015

Fotografías. El cuerpo fragmentado. Imagen destruida, imagen construida

El YO fragmentado. © Jorge Lidiano /2015

Mi última obra inédita de la serie ‘El cuerpo fragmentado. Imagen destruida, imagen construida’, iniciada en el año 2006 y cuyas primeras composiciones fueron expuestas en la sala del rectorado de la UMH de Elche.

En ellas reflexionaba sobre la división y el debate de los fotógrafos ante la aparición de la nueva era digital, partidarios unos y detractores otros, integrando en la obra final ambas tecnologías. Las imágenes se sustentaban en tomas analógicas sobre las que se superponían píxeles aleatorios que invadían algunas áreas, augurando un futuro algo incierto para lo argéntico.  

La obra actual se apoya en los cimientos de la serie original, aunque ahora los píxeles imponen su presencia de forma más explícita y masiva al ocupar todo el fondo de algunas de las imágenes. Pero también lo hacen de modo implícito ya que todas las tomas han sido captadas digitalmente, confirmando las premoniciones de antaño más desfavorables.

La fragmentación está manifiestamente presente en la geometría de la obra, con una forma dispersa tanto por la disposición física de sus partes, como por la construcción del contenido, donde imágenes dispares comparten un mismo espacio envolvente. Aunque,  paralelamente a la descomposición, surge también la creación de un nuevo discurso de interrelación entre los diversos fragmentos que la componen.

En el eje troncal se trazan relaciones consanguíneas. Mi madre, mis hijos y yo estamos presentes pero no visiblemente identificables. Las radiografías y las vendas  impiden identificar al individuo o individuos manteniendo su anonimato pero ello no importa y al contrario sí podría distraer. La obra construida con varias superposiciones recuerda la interacción y solapamiento de las diferentes vidas, resultando junto a la ocultación un hecho físico estéticamente inquietante y un hecho mental abierto a múltiples interpretaciones.

En la periferia se plantea el debate entre lo emotivo del instante y lo reflexivo de la expresión conceptual, sin renunciar a ninguno de ellos. Estos ‘dos amores’ no son nuevos para mí, sino que han sido una constante en mi obra, cimentándome un bilingüismo que me permite transitar de uno a otro sin excesivo esfuerzo.

Mi mano derecha sostiene la mítica Leica, la abanderada del reportaje, entremezclada con una tormenta de retratos espontáneos, captados en un ambiente aleatorio, caótico y encontrado.

Sin embargo, la mano izquierda, con mayor grado de abstracción, evoca ‘La Creación’ de Miguel Ángel, estableciendo un dialogo de creatividad y reflexión con las miniaturas pertenecientes a la serie ‘No hace falta irse lejos para ver arte’, que incorporaba imágenes sobre grafitis con el anhelo de alzarlas a la categoría de un retablo. 

Asimismo, en esta última imagen está presente mi mujer tendiéndome su mano, reafirmando su verídica disposición para soportar, complementar y aportar diversos detalles ante cualquier nuevo reto de inspiración y creación, agrandando además el círculo de mis vidas más queridas.

El cuerpo fragmentado. © Jorge Lidiano /2006

La imagen es destruida - como si de establecer un nuevo origen del proceso creativo se tratase o se desease asimilar a la fragmentación tecnológica que en algunos aspectos sufre la ‘fotografía’ - .

Pues sí, en parte, de ello se trata. A partir de un fotograma argéntico las nuevas tecnologías permiten una re-interpretación de la obra, la aparición de una nueva forma y de un nuevo concepto.

El píxel no sólo está presente como protagonista a nivel celular, sino evidenciándose para la consecución de nuevas propuestas estéticas.

La re-construcción es posible y la informática se utiliza como medio preciso, aunque en ocasiones unido en parte a procesos aleatorios, para dotar a las imágenes en su sentido más amplio de una impronta meditada.

El color, la secuencia, el todo y la parte, la integración, el negativo-positivo, el volumen..., todos ellos constituyen los fragmentos sobre los que se apoya las nuevas creaciones.

 


Imágenes de la exposición realizada el año 2006 en la Universidad Miguel Hernández de Elche.


© Jorge Lidiano.
Todos los derechos reservados sobre los textos e imágenes del presente documento, solo podrán ser utilizados con la autorización expresa de su autor